Senderos de Crecimiento es un centro de Psicología acreditado con Certificación Sanitaria  para las unidades asistenciales de psicología y psicología clínica ( U.70 y U.900.1) por la Junta de Andalucía, con NICA nº 45723.

 

A pesar de estar en pleno centro de Sevilla ( al lado de C/ Tetuán) el entorno es silencioso y nos permite trabajar con tranquilidad.

 

En Senderos de Crecimiento hemos pensado cada  detalle para que te sientas en un entorno agradable, calmado y seguro.

 

 

 

 

 

En nuestra sala de espera podrás tomar un té, escuchar música relajante y leer revistas culturales y de salud. Aunque no solemos tener  retraso queremos que, si ocurre, te sientas confortable. 

 

 

Tenemos tres consultas donde hacemos Psicoterapia  en sesión individual, parejas o familias.

 

 

 

 

Una sala de 30m cuadrados donde realizamos diferentes actividades. Es la Sala Encuentro. Se ideó con el propósito de compartir experiencias interesantes relacionadas con el crecimiento personal, la salud y la formación.

 

 

 

Como no entendemos la terapia sin el trabajo grupal, ofrecemos la posibilidad de participar en Sesiones de Grupo a aquellas personas que están ya en seguimiento terapéutico. Realizamos sesiones una tarde al mes. Permite experimentar aspectos de uno mismo en la relación con otros.

También organizamos Talleres ideados y trabajados siempre pensando en nuestros pacientes y abiertos al público general. Así tenemos talleres de Relajación, de Biodanza, Disfruta del  Camino, Conociendo a tus Dioses y Diosas internos, Pilares del Amor y Caminando la Vida. Este último lo realizamos durante el Camino de Santiago

 

 

 

Entre nuestras actividades se encuentra también la Formación para Terapeutas. Apostamos por una formación eminentemente práctica. Ofrecemos  también el espacio para realizar sesiones de Supervisión de casos en EMDR  y Terapia Sensoriomotor, en ambos  contando con supervisores acreditados.

 

 

 

Nos encanta colaborar con Proyectos solidarios donde las historias de superación sean  protagonistas. Conocer y aprender de personas que han sabido transformar el dolor en crecimiento personal.

Colaborar con  Proyecto Mujer Mariposa Y Fundación Ana Bella fue enriquecedor para nosotras.